Responsabilidad de Daños a Terceros

Responsabilidad de Daños a Terceros

Como empresarios o ciudadanos, tenemos la obligación de atender daños causados a terceros de los que seamos civilmente responsables y resarcir un reclamo de este tipo no siempre requiere de la participación de la empresa o una persona, ya que puede ser un proceso muy complejo y es ahí cuando un asesor de seguros juega un rol importante. Es decir, si las actividades que una empresa realiza normalmente o alguno de sus productos/servicios causan daños en bienes o lesiones en terceros ya sea por actos o accidentes causados por negligencia del asegurado, sus familiares, empleados de los que sea responsable, o del de cosas ajenas y propias que tenga en su cuidado, esta póliza cubrirá los eventos.

Las coberturas principales de un seguro de responsabilidad civil son las siguientes:

– La muerte y lesiones corporales causadas a terceros.
– Los daños causados a bienes pertenecientes a terceros.
– Gastos de defensa del asegurado y causante del accidente, incluso contra las reclamaciones infundadas, así como los honorarios y gastos de toda clase que estén a cargo del Asegurado como civilmente responsable.

Cabe recalcar algunas de las razones por las cuales es necesario este tipo de seguro:

Dependiendo del rubo en el que se encuentre la empresa, contar con este seguro puede ser obligatorio.

Gestión de riesgo, pues ya sea que la tenencia de la póliza sea obligatoria o no, la mejor opción es siempre mitigar el riesgo.

Por razones de liquidez o económicas. Una empresa debe contemplar la posibilidad de que eventos catastróficos pueden suceder y que la magnitud de estos podría significar que tengan que respaldar eso daños con sus bienes o capital si no están asegurados.

Gestión de reclamos. Si una empresa se ve obligada a indemnizar a un tercero puede hacerlo de manera más eficaz con la ayuda de un asesor de seguros y la aseguradora misma.

No obstante, esta póliza representa un reto en cuanto a establecer las sumas aseguradas, especialmente si se trata de establecer un monto por el cual se indemnizarían lesiones corporales o muerte, pues consideramos que nuestras vidas son invaluables. Esta es otra oportunidad para asesorarnos con expertos en la materia y consensuar sumas aseguradas significativas que se adecuen a las necesidades de la empresa.

Los crecientes riesgos hacen que sea especialmente relevante contar con una adecuada cobertura de seguro, en particular en aquellos casos que, por el desarrollo de la actividad, se puedan causar daños a personas.

Por Paola Mazariego
Ejecutiva Comercial Pymes 
Tecniseguros El Salvador

.

.

.