Ventajas Principales de un Seguro Médico Colectivo

Ventajas Principales de un Seguro Médico Colectivo

La conveniencia o no de un seguro médico colectivo tiene dos puntos de vista: la del empleador y la del colaborador.

Más allá del costo del seguro como tal, la carga administrativa que representa para una empresa el atender los requerimientos  de una  póliza  colectiva; las ventajas son variadas para  una empresa, y a nivel humano, ya sea el propietario o presidencia, tranquiliza el saber que sus colaboradores cuentan con un apoyo en esos momentos en que se necesita para afrontar los gastos que genere algún quebranto de salud, en contraparte, es una motivación para el empleado para apreciar  más su trabajo  fidelizándolo con la empresa.

A nivel de empresa:

Además es atractiva desde el punto de vista de impuestos por los incentivos fiscales a que puede acceder al tener una póliza colectiva para sus empleados.

Otro punto a tomar en cuenta sería alcanzar a una relación Empresa-colaborador, más estrecha y cordial.

Adicionalmente el ausentismo laboral se ve disminuido, ya que el empleado es atendido más rápidamente en el sistema privado de salud que en el sistema público o el seguro social, principalmente por el volumen de casos que atienden estas instituciones.

Hablando de los costes propiamente dicho, para una empresa interesada en asegurar a sus colaboradores, resulta más conveniente un colectivo, partiendo de la tarificación utilizada para el cálculo de  la prima, la cual utiliza edades promedio en vez de usar las edades correspondientes a cada empleado, disminuyendo así el costo, si lo comparamos con el supuesto de contratarlos individualmente.

A nivel de colaborador:

El empleado por su lado dependiendo del alcance del seguro podría beneficiarse con el poder incluir en la póliza a su núcleo familiar, lo cual podría aumentar el sentido de pertenencia y apego con la empresa.

El empleado podría tener la posibilidad de contratar un seguro de forma particular, pero podría representar una carga económica poco factible de afrontar a largo plazo, quedándose luego sin cobertura.

Desde el punto de vista del colaborador, otro punto a estudiar es el hecho que la póliza colectiva está fuera de su control, es decir en la etapa de negociación, por lo que las coberturas en la póliza pueden ser o no, útiles para su caso particular, ya que a veces  son de una composición básica de coberturas que no alcanzan a cubrir las necesidades  de cada empleado.

El pago del seguro médico podría ser:

Ya sea como prestación, que significa que el empleador asume el costo total del seguro.

Contributario, es decir que tanto la empresa como el empleado complementan los costos.

O, finalmente que el empleado sea el que asume el costo del seguro, mientras que la empresa figura como ente negociador con la aseguradora, sin embargo, incluso esta última situación podría ser de beneficio para el empleado ya que siendo colectivo el seguro, se pueden tener negociaciones imposibles de conseguir de forma individual , tanto en la tarifa como en beneficios. Si lo comparamos con un individual que por lo general tiene una estructura poco flexible a los cambios.

En general, una póliza de seguro médico colectiva, representa ventajas tanto para la empresa como para el empleado; por un lado, hay reducción de costos, tanto monetarios como de horas laborales perdidas, y por otro lado, la posibilidad acceder a más servicios privados de salud a un costo más accesible que si se contratase de forma individual, además, que la familia pueda también acceder a esos servicios.

Por Victor Salinas
Ejecutivo Comercial Senior
Tecniseguros El Salvador
.
.
.