Seguros en tiempos de crisis

¡Seguros en tiempos de crisis!

En tiempos de crisis, como el que se vive actualmente a raíz del COVID-19, y todas las implicaciones que tienen las medidas adoptadas para evitar su propagación o procurar la erradicación de la misma, son muchas las interrogantes que surgen tanto a nivel personal como empresarial, una de ellas tiene que ver con los seguros ¿Es necesario contar un seguro en tiempos de crisis?

La respuesta a esta pregunta tiene diversos puntos de vista, uno de ellos es el relacionado a la disminución en exposición de riesgos, de esto hay muchos ejemplos: Como un gran porcentaje de la población está en cuarentena, hay menos riesgo de contraer ciertos tipos de enfermedades,  de muerte, de verse involucrado en un accidente automovilístico, etc.; como se ha disminuido la operación en las empresas, hay menos probabilidades de un accidente laboral, una negligencia cometida por algún empleado, etc.

Otro aspecto está relacionado con las finanzas, tanto personales como de empresa, es importante considerar que en nuestra realidad actual los ingresos se verán disminuidos en mayor o menor proporción dependiendo del sector en que nos encontramos (existirán excepciones con ingresos mayores), y ello nos lleva a realizar un análisis más exhaustivo respecto a las partidas de gasto y la proporción que los seguros ocupan en los mismos. Y finalmente, y no menos importante en el sector, es la percepción que se tienen de la funcionalidad de los seguros, son intangibles que únicamente se materializan en el momento de un siniestro, una promesa de parte de las aseguradoras a resarcir la pérdida económica que se puede suscitar.



En base a lo anterior, se exponen las siguientes razones para tener un seguro en tiempos de crisis:

✓Si bien existen reducciones a exposiciones de ciertos tipos riesgos, estos no se han eliminado, o bien, todavía hay otros que se cubren a través de un mismo tipo de seguro. Ejemplos: Se ha reducido la probabilidad de un accidente automovilístico, aún permanece el riesgo de robo de vehículo, de una catástrofe natural que afecte al mismo, etc.; Se disminuye la posibilidad de contraer ciertas enfermedades pero hay otras que se pueden producir a raíz de las circunstancias actuales: problemas cardiovasculares, enfermedades del sistema gástrico, etc., o bien, enfermedades mayores, ajenas a cualquier situación, como cáncer, apendicitis, etc.;  Se aminoran las operaciones en empresas y algunos riesgos asociados, pero siempre está el riesgo de un incendio, de un terremoto, de un robo de activos, etc.

✓En ciertos ramos de seguros, hay posibilidades de adoptar ciertas medidas para disminuir el costo de los seguros y reducir el impacto en nuestros presupuesto: En un seguro de gastos médicos se puede optar por reducir prestaciones como la maternidad, consultas dentales o anteojos; en los seguros de empresas considerando la disminución proyectada de ingresos se puede disminuir la suma asegurada de interrupción de negocios, etc. En algunos seguros la misma disminución en operaciones provocará disminución en las primas de seguros: menos importaciones/exportaciones, menores inventarios, etc.

Los seguros siempre serán importantes, sobre todo para cubrir la ocurrencia de riesgos con altos impactos, independientemente de su probabilidad, ayudarán a familias que dependan financieramente en caso de muerte de la persona que aporta a los ingresos del hogar, a pagar ciertos gastos médicos en casos de emergencias, etc.

Por lo anterior, es importante contar con seguros adecuados que se ajusten a sus necesidades, con compañías aseguradoras sólidas y con el apoyo de un asesor que acompañe en todas las decisiones relacionadas a las coberturas y al momento en que ocurra un siniestro.

Por Mario Adolfo Planas
Gerente Seguro de Daños