Skip to content

¿En qué beneficia a la empresa, el contratar un seguro colectivo?

Los seguros tienen mucha bondades que se concretizan en el asegurado mismo, es decir el empleado, pero además, para la empresa además de la ventaja más  obvia de pagar menos que con planes individuales, conlleva una serie de ventajas que últimamente se han hecho notar con mayor énfasis.

La compañía se vuelve más atractiva para el recurso humano que desea laborar para alguien que esté interesada en el bienestar de su plantilla. Sobre todo si el alcance de las coberturas van más allá de las coberturas básicas de ley. Hoy en día, la gente se informa más, más personas analizan estos aspectos además de la remuneración misma y generalmente estas personas con mayor análisis crítico, es la gente más especializada en su ramo.

Algunas veces es considerado como un salario en especie que funciona como un aspecto adicional a las pretensiones de remuneración, evitado una escalada los salarios mismos.

El personal que ya está laborando aprecia más su puesto, es decir se fideliza, y está más interesado en conservarlo, por lo que hacen un mayor y mejor esfuerzo en sus labores y obligaciones, se sienten más comprometidos.

La imagen de la empresa mejora tanto con sus empleados como para posibles socios comerciales y competencia. Una compañía que se preocupa más por el bienestar sus empleados se ve mejor tanto en el ámbito empresarial, como por el público en general.

En cuanto a incentivos fiscales, el acceso a ellos dependerá del país en que se encuentre, y que porcentaje de su plantilla está incluida en la póliza colectiva. Aunque la tendencia, es incentivar cada vez mas esta práctica, con beneficios fiscales cada vez más beneficiosos.

Por otro lado y tomando en cuenta el comportamiento de los sistemas de salud público y del seguro social, a nivel privado, hay un servicio más eficiente que contribuye a reducir el ausentismo laboral por incapacidades debido a enfermedad o accidentes por ser atendidos más rápidamente, y al reducir dichos periodos de tiempo hay menos costos, porque la gente vuelve a sus puestos de trabajo más pronto. 

Finalmente siempre está el riesgo de tener una demanda y el contar con una póliza colectiva de vida o de seguro médico reduce las posibilidades, sobre todo si el evento se atribuye a un riesgo laboral,  ya que la sensación de los afectados que no tienen seguro  son muy distintas de los afectados que si han recibido algún alivio a su situación por medio de un seguro de vida  o de gastos médicos, y en caso que si proceda una demanda, el seguro ya cubrió una parte de la indemnización.

Por Victor Salinas
Ejecutivo Comercial Senior
Tecniseguros El Salvador

.

.

.