Skip to content

Errores frecuentes que se asumen, al contratar un Seguro de Residencia

Te compartimos algunos de los errores más comunes en la contratación de un seguro para tu vivienda.

1. Por ahorrarse un dinero, bajar el valor a la casa, asignarles un valor inferior al que tiene.

Realmente el problema se manifiesta al tener un evento que cubre la casa, que es cuando la aseguradora hace el valúo del inmueble, en la misma proporción que se sub valúo la casa, equivale al riesgo que el asegurado pagó por su cobertura, en esa misma proporción la compañía asume el riesgo.

2. Cuando adquiero un crédito por la casa, lo contrato por mi cuenta o con el banco.

Usualmente con una institución bancaria sólo aseguran el inmueble dejando por fuera los bienes muebles, además habría que evaluar la tasa que aplican para calcular su tarifa.

3. El seguro de residencia es caro.

Comparado con el de un carro es muchísimo más barato, las tasas para seguro de residencia se calculan por cada mil dólares, es decir, cuántos dólares pago por cada mil dólares del valor de la residencia, mientras que en un auto la tarifa es por cada cien dólares, esto ocurre porque el riesgo es mucho menor en las casa que en los automotores.

4. Los apartamentos no se pueden asegurar.

En un edificio de apartamento existen los apartamentos y las áreas comunes, y, si todo el condominio no está asegurado de forma integral se puede asegurar cada uno, además de los bienes muebles.

5. Si aseguro los bienes muebles me saldrá mucho más caro.

La tasa de los bienes muebles es la misma que la de los inmuebles, que usualmente es sólo una fracción de este último, por lo que asegurar los muebles, no representaría un incremento importante para el costo.

6. Es más conveniente asegurarlo con el banco.

Primero hay que analizar además del costo anual, comparar deducibles participaciones y sub límites y finalmente para ver según su interés, cuál le conviene.

7. Asegurar la casa, sólo aplica a casas de gran valor.

Es accesible tanto para sumas pequeñas como grandes, el criterio se centra más en el riesgo por ubicación y por tipo de construcción, que en el monto.

8. Sólo puedo asegurar casa y contenido todo junto.

Se puede escoger asegurar: sólo la casa, sólo el contenido, o ambas.

9. Al ceder el seguro a un banco, no me sirve para nada más.

Funciona igual, sólo que hay que informar al banco al tener un evento que haya que pagar.

Por Victor Salinas
Ejecutivo Comercial Senior
Tecniseguros El Salvador
.

.

.